/WP/wp-content/uploads/foto-blog-leyes-para-ser-menos-gorditos.jpg

Nuevas leyes para ser menos gorditos

La epidemia de obesidad en México ha sido ampliamente documentada en las recientes estadísticas nacionales. Desde 2006, México se ubica como uno de los países con mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad en América Latina y a nivel global [1]. La tendencia en los últimos 12 años (de 2000 al 2012) basada en los resultados de la ENSA (2000) y la ENSANUT (2006 y 2012) muestra que la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad aumentó 15.4%, y es ligeramente más elevada en las mujeres. Actualmente 71.3% de los mexicanos padece esta condición y se ha convertido en el factor de riesgo más importante del país [2] por contribuir al desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. En respuesta a este problema, el Gobierno Federal presentó el pasado 31 de octubre,la Estrategia Nacional para la Prevención y Control de Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes. La Estrategia se basa en tres ejes: las acciones de salud pública, las de atención médica y las de regulación.

En el tema de regulación se propuso actualizar la reglamentación en materia de etiquetado para que el consumidor esté informado del contenido de calorías, grasas y sodio del total del producto y no solo de las porciones. También se propuso prohibir la publicidad de productos con bajo valor nutricional en televisión en los horarios de audiencia infantil, aquellos que van de las 14:30 a 19:30 de lunes a viernes y de 7:00 a 19:30 sábados y domingos. Estos productos pueden promocionarse cuando se garantice que la audiencia no excede el 35 por ciento de niños menores de 12 años, así como durante las telenovelas, noticieros, películas y series no aptas para menores y eventos deportivos. Para cerrar con broche de oro, el Presidente Peña Nieto anunció como parte de esta estrategia, la reciente reforma fiscal en la que se aprobó elevar el IVA a 8% a alimentos "chatarra", como pasteles, dulces, chocolates, helados, entre otros; y gravar un peso por litro a los refrescos y bebidas saborizadas, así como a los concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que contengan cualquier tipo de azúcares añadidas.

Los esfuerzos para promover una alimentación saludable así como la activación física son indudablemente necesarios en nuestro país; sin embargo, también deben acompañarse de un componente de monitoreo y evaluación que permitan medir el impacto relativo que tienen y tendrán estas reformas, algo que no debemos olvidar!

Estrategia Nal Obes y Diabetes.jpg

[1] Barquera et al., "Obesity and central adiposity in Mexican adults: results from the Mexican National Health and Nutrition Survey", Revista de Salud Pública de México, 2009, vol 51, pags. S595-S603.

[2]Barquera et al., "Prevalencia de obesidad en adultos mexicano, ENSANUT 2012", Salud Pública de México, 2013, vol. 55, suplemento 2, págs. S151-S160.

/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-02.jpg
/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-01.jpg
/WP/wp-content/uploads/prosesa-21.jpg