Un problema sin control

La alta prevalencia y mortalidad de personas con diabetes en México es un problema de salud pública que aún no se controla. Este año, la Federación Internacional de Diabetes (FID) señaló que, en nuestro país, existen 11.5 millones de personas con diabetes. A nivel mundial, esto lo ubica en el sexto lugar de prevalencia del padecimiento, sólo después de China, India, Estados Unidos, Brasil y Rusia.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que México es el 10º país con el mayor número de muertes por diabetes en el mundo, con una tasa de 91 decesos por cada 100,000 habitantes. De manera más precisa, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) anunció que más de 89 mil mexicanos fallecieron por diabetes mellitus, siendo la segunda causa de decesos en 2013.

La enfermedad también genera un gran impacto económico en las finanzas públicas. En 2013, la carga económica de la diabetes se estimó en 362,859 millones de pesos; lo que representó 2.25% del PIB de ese mismo año. Este monto es mayor al crecimiento real anual de la economía mexicana registrado por el INEGI en 2014, que fue de 2.1%. Peor aún, el reporte de FUNSALUD estima que la carga económica por diabetes, hacia 2018, será de 506 mil millones de pesos.

Las cifras indican que la diabetes es un grave problema social y económico que afecta a las instituciones de salud. No obstante, en el documento “Atlas de la Diabetes 2015”, la FID reconoce que México es uno de los 32 países que ha avanzado en la estructuración y ejecución de un programa de atención especifico de lucha y atención del padecimiento. Asimismo, en 2015, se creó el Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles (OMENT) con el objetivo de divulgar información relacionada con la diabetes y, de esta manera, proveer datos que apoyen la toma de decisiones.

Por otro lado, con la finalidad de evaluar el resultado de estas acciones, las autoridades de salud implementarán una encuesta en 2016 y esperan que, derivado de todas las acciones realizadas, la curva de prevalencia de diabetes deje de subir, pues desde el 2000 presenta un alza constante. Sin embargo, las cifras oficiales señalan que 70% de adultos y 30% de los niños del país sufren sobrepeso, uno de los principales factores de riesgo para desarrollar diabetes. 

/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-02.jpg
/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-01.jpg
/WP/wp-content/uploads/prosesa-21.jpg