/WP/wp-content/uploads/Ilustrativa-descubrimiento_innovacion_1.jpg

Una herencia de 140 años

En 1876, el coronel Eli Lilly comenzó a forjar un legado basado en la fundación de una compañía farmacéutica que manufacturara medicamentos de la más alta calidad, los cuales, tendrían que recetarse bajo prescripción de un profesional médico; y que cada producto que la empresa produjera tendría como base para su desarrollo lo mejor de la ciencia de cada época.

De esta manera, hacia 1923, el esfuerzo y trabajo de Lilly se reflejó en el descubrimiento e introducción al mercado del primer producto de insulina en el mundo. Un avance histórico que permitió a los pacientes con diabetes tener una opción para mejorar su salud ante una enfermedad que en ese entonces se consideraba mortal.

Sesenta años después, en 1982, Lilly introdujo el primer producto biotecnológico del planeta para el cuidado de la diabetes, en el que se ocupó tecnología recombinante de ADN para crear insulina bio-sintética, químicamente idéntica a la insulina natural que produce el páncreas humano; sin duda, un gran avance en el tratamiento de la enfermedad. Tras 95 años de investigación de mejores alternativas, la compañía cuenta con el portafolio más amplio para el cuidado de la diabetes.

En la década de 1940, Lilly se convirtió en uno de los primeros laboratorios farmacéuticos en producir de forma masiva la penicilina, el primer antibiótico en el mundo, lo que inició un esfuerzo sostenido en el combate de las enfermedades infecciosas. La investigación de antibióticos por parte de Lilly continuó al expandir sus horizontes en el camino de terapias anti-infecciosas; así, en 1952, la empresa lanzó un nuevo antibiótico de amplio espectro que benefició a los pacientes alérgicos a la penicilina.

En 1955, Lilly perfeccionó el proceso de masificación de la vacuna contra la polio, basada en el método desarrollado por el doctor Jonas Salk. Con este avance, el laboratorio farmacéutico fue el primero en producir y distribuir la vacuna contra la polio, la cual se convirtió en la respuesta para miles de padres que vivían con la incertidumbre de que sus hijos pudieran desarrollar la enfermedad.

En el inicio de la década de 1960, la empresa lanzó su primera opción terapéutica para combatir diversos tipos de cáncer. Para esta fecha, Lilly ya tenía un historial de 40 años buscando alternativas para enfrentar al padecimiento. En los años 1963, 1996 y 2014, la empresa introdujo más opciones innovadoras para el tratamiento del cáncer de páncreas, pulmón y estómago, respectivamente. En suma, Lilly cuenta con 9 décadas de desarrollo e investigación de nuevas moléculas para tratar el cáncer.

Otro gran momento en la historia de Lilly, se dio en 1987 con el descubrimiento de Prozac, con el cual se inició una nueva etapa en la atención de las enfermedades mentales. La alternativa terapéutica representó una nueva clase de antidepresivos, lo que revolucionó la forma en cómo se veía y trataba a la depresión. Ahora, el rumbo que se ha trazado Lilly, es encontrar una solución que beneficie a los pacientes con Alzheimer, enfermedad que no cuenta con una alternativa para su tratamiento.

Lo anterior es sólo una parte del camino que ha recorrido la compañía durante 140 años; la historia de Lilly se ha entrelazado con la historia de la medicina, manteniendo la promesa de unir el cuidado de la salud con el descubrimiento para mejorar la vida de las personas en el mundo.

La meta de la compañía es que, con base en su pipeline, con el esfuerzo de su gente, bajo el marco y visión que tuvo su fundador el coronel Eli Lilly hace 140 años, colabore en el descubrimiento de soluciones innovadoras para áreas terapéuticas como la oncología, inmunología, neurodegeneración, y por supuesto, mantener la lucha contra la diabetes. La determinación es desarrollar opciones de última generación para ayudar a las personas y a las comunidades, y continuar con un significante impacto en el mundo durante otros 140 años.

Conoce más de nuestra historia aquí

/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-02.jpg
/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-01.jpg
/WP/wp-content/uploads/prosesa-21.jpg