Innovación farmacéutica para mejorar la vida de las personas

 Fallar o equivocarse, no necesariamente implica detenerse, por el contrario, siempre se requerirá un nuevo método o forma para alcanzar un objetivo. En el campo de la investigación farmacéutica, estos caminos siempre estarán enfocados a mejorar la vida de las personas.

 Sabemos que el proceso de descubrimiento de un medicamento no es tan sencillo. Generalmente, la probabilidad de éxito de una nueva medicina, y tomando en cuenta la posibilidad de que ésta pase los exámenes clínicos y sea aprobada, se estima en menos de 12%.

 La investigación clínica siempre representa un beneficio para los pacientes, es un mecanismo que permite acceder de forma anticipada a nuevos tratamientos. Datos de la Federación internacional de Asociaciones y Fabricantes Farmacéuticos apuntan que en 2015, en el mundo, más de 7 mil medicinas se encontraban en proceso de desarrollo, la mayoría de ellos enfocados en combatir el cáncer, padecimientos cardiovasculares, diabetes, VIH, entre otros.

Grafico 1 Innovacion_farmaceutica-04

 Ante este panorama, y para enfrentar los nuevos desafíos, los costos y la incertidumbre asociada con el progreso de un nuevo medicamento, las compañías farmacéuticas han procurado aumentar la eficiencia y eficacia en sus procesos de Investigación y Desarrollo. Los esfuerzos se han reflejado en la aprobación de más terapias innovadoras en los últimos años.

 Como ejemplo de lo anterior, durante 2014 en los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó 51 nuevas medicinas, el mayor número desde 1996.

 México no es la excepción, en el periodo 2012-2015, la Cofepris ha otorgado el registro sanitario a 177 nuevas medicinas, bajo el marco del Acuerdo para la Promoción de la Innovación que pretende ampliar el acceso de los pacientes mexicanos a terapias innovadoras. Los medicamentos aprobados, en los últimos 3 años, han ayudado a la atención de 21 clases terapéuticas que representan el 73% de las causas de muerte entre los mexicanos.

 Sin duda, la investigación de nuevas moléculas requiere de un alto nivel de inversión. Por ello, los laboratorios deben tomar una decisión clara sobre qué medicamentos pueden o no desarrollarse. El resultado final siempre estará enfocado en obtener el óptimo potencial para ayudar al paciente ante su enfermedad.

 Grafico 2 Innovacion_farmaceutica-04

/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-02.jpg
/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-01.jpg
/WP/wp-content/uploads/prosesa-21.jpg