/WP/wp-content/uploads/alzheimer2.jpg

Enfermedad de Alzheimer y la búsqueda de los recuerdos

Recordar un evento reciente puede parecer trivial para la mayoría de las personas, pero para un paciente con alguna demencia, como la Enfermedad del Alzheimer, recordar se convierte en un gran reto.

Organismos como la OMS, la OCDE, así como la Asociación Internacional de Alzheimer (ADI), y diversos países reportan que este padecimiento representa una carga importante para los pacientes, sus cuidadores, familiares y para el sistema de salud; no obstante, la enfermedad conlleva un peso más elevado: el consumo progresivo de la persona y sus recuerdos.

Invariablemente, al momento de ser diagnosticado, un paciente con Alzheimer se sentirá abrumado, y los síntomas de la enfermedad comenzarán a mermar sus funciones cognoscitivas como la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y/o el juicio, y tendrá un impacto directo en sus actividades cotidianas.  

Actualmente, la Enfermedad de Alzheimer se ubica como una de las 10 principales causas de muerte en la población; la única que no tiene alternativa para su alivio o cura, y para la cual tampoco existe una forma de retrasar su progresión, mucho menos prevenirla. Se estima que hacia 2050, el número de personas con demencia se habrá triplicado, y se prevé que la enfermedad de Alzheimer, se mantendrá como la causa de demencia más común en el mundo.

¿Qué hacer ante el olvido?

Actualmente no existe una alternativa para la enfermedad, sin embargo, como parte de su promesa de unir el cuidado de la salud con el descubrimiento para mejorar la vida de las personas en el mundo, Lilly ha lanzado la iniciativa Alzheimer’s Readiness Project cuya misión es inspirar, alentar y profundizar en el entendimiento de la Enfermedad de Alzheimer, comenzando desde la innovación científica y la crisis de salud pública que plantea el padecimiento.

Alheimer´s Readiness Project busca convertirse en un importante socio y también ser la voz en la conversación global sobre Alzheimer, elevando la conciencia de la necesidad y el valor de los avances que se efectúan en la lucha contra la enfermedad.

Con dicho proyecto, se tiene el objetivo de disminuir la brecha de innovación que plantee un alto para el Alzheimer al realizar un énfasis en la detección y diagnóstico oportuno de la enfermedad, alentar la conciencia y participación pública, fomentar el desarrollo de tratamientos innovadores, mejorar la eficacia de los ensayos clínicos, y desarrollar e implementar estrategias de acción en la comunidad.

#RememberMe

Con el objetivo de concientizar e invitar a las personas en el mundo a detectar los signos de demencia y, a no olvidar a aquellos que la padecen o quienes fallecieron a causa de esta enfermedad, la Asociación Internacional de Alzheimer ha lanzado la campaña “#Recuérdame”  (#RememberMe) en conmemoración del Mes Mundial del Alzheimer  que sucede cada año durante septiembre.

Estas acciones pretenden derribar barreras de estigmatización y desinformación que rodean a los diferentes tipos de demencia. Se busca efectuar un llamado a la acción y al cambio, y a reflexionar sobre el impacto de las demencias, las cuales afectarán a más personas en la medida en que pasa el tiempo y la población mundial envejece cada vez más.

Demencia en México

En nuestro país 800 mil personas viven con algún tipo de demencia, la mayoría con poco acceso a servicios de salud integrales adecuados, atendidos por cuidadores sin orientación ni capacitación, lo que causa efectos adversos en la salud y economía de los pacientes, alcanzando a sus familias y cuidadores.

Ante esta problemática, diversas instituciones de salud mexicanas desarrollaron el  Plan de Acción Alzheimer y otras Demencias. México 2014 cuyo objetivo es promover el bienestar de las personas que padecen dicha enfermedad  y sus familiares, mediante el fortalecimiento de la respuesta del Sistema de Salud Mexicano, en sinergia con todas las instituciones responsables.

La meta del Plan es promover una mayor toma de conciencia sobre la enfermedad, acceso a la información, más investigación, mejor capacitación, así como la creación de un modelo de atención integral adecuado y acorde a las necesidades y características de México, ya que al tener un mejor conocimiento del padecimiento se permitirá entender mejor a los pacientes y a sus familias, dando una respuesta eficiente mediante los servicios de salud.

/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-02.jpg
/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-01.jpg
/WP/wp-content/uploads/prosesa-21.jpg