La fragilidad de padecer osteoporosis

Calificada como una enfermedad silenciosa y progresiva, la osteoporosis (hueso poroso) es un padecimiento que poco a poco reduce la calidad y densidad de los huesos. Cuando esto sucede, el riesgo de sufrir una fractura se incrementa debido a la ausencia de síntomas y a la fragilidad del esqueleto.

A nivel mundial la osteoporosis causa más de 8.9 millones de fracturas por año, lo que se traduce en una fractura por osteoporosis cada 3 segundos. Asimismo, el riesgo que una persona pueda sufrir una segunda fractura por esta enfermedad es de 50%.

Por esta razón, la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés) realiza la campaña #Amatushuesos protege tu futuro. Para llevar a cabo lo anterior, la propia IOF recomienda 5 pasos para prevenir o controlar la osteoporosis en caso de padecer la enfermedad.

  1. El primero es realizar ejercicio, ya sea de alto o bajo impacto con regularidad. Trotar, escalar o saltar la cuerda, permitirá fortalecer tanto los huesos como los músculos del cuerpo.
  2. Un segundo paso es mantener saludables tus huesos mediante el consumo de nutrientes como calcio, vitamina D y proteínas. Estos nutrientes se pueden obtener de alimentos como leche, queso, yogurt, atún, salmón. Un profesional de la salud (nutriólogo) puede recomendar la mejor dieta para ello.
  3. En tercer lugar se deben evitar hábitos como fumar, reducir la ingesta de alcohol, mantener un peso saludable. Por ejemplo, fumar incrementa tu riesgo de algún tipo de fractura en 29%, y el riesgo de fractura de cadera es de 68%.
  4. La cuarta recomendación es identificar tus factores de riesgo. Como ya se dijo fumar, ingerir alcohol o no ejercitarse son algunos, pero es conveniente prevenir y brindar una mejor salud para los huesos desde hoy. Una visita al médico con regularidad permitirá conocer qué pruebas o exámenes son los idóneos para determinar la salud del sistema óseo.
  5. El quinto paso se refiere al momento en que una persona ya ha sido diagnosticada con osteoporosis. Lo primordial es apegarse al tratamiento que el médico recomiende. Actualmente ya existen diversas terapias que pueden ayudar al paciente a mejorar su densidad mineral en huesos y reducir el riesgo de futuras fracturas.

Muchas personas deciden no continuar con su tratamiento al no ver una mejora inmediata, sin embargo, es primordial que esto no suceda pues las probabilidades de sufrir una fractura mucho mayor aumentan. Particularmente, una fractura de cadera por osteoporosis significa pérdida de independencia y movilidad de la persona, y no sólo eso, 24% de los pacientes que sufren esta incapacidad fallecen antes de un año.

/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-02.jpg
/WP/wp-content/uploads/banners_blog_lilly-01.jpg
/WP/wp-content/uploads/prosesa-21.jpg